viernes, 28 de octubre de 2011

Hermano Comandante Trarioch.

Los orígenes de Trarioch no se conocen a ciencia cierta, se dice que perteneció al mundo "natal" de Angron y que fue esté, después de tomar el mando de la legión de los Devoradores de Mundos, el que se acerco a su mundo y teletransporto a todos los niños esclavos que pudo en memoria de sus hermanos abandonados en la ultima batalla. La admiración y devoción que sentía hacia Angron era muy superior a la que le podía tener al Emperador y tan pronto como Angron decidió poner a sus tropas los mismos implantes que el tenia, Trarioch fue de los primeros en presentarse voluntario. Bajo la vigilancia del Apotecario Garbiold y del Tecnomarine Franveld se le fueron practicando mejoras a los implantes hasta llegar al punto deseado: ampliación de la fuerza, resistencia, agilidad e iniciativa, dominio del dolor y de la conciencia. En el tiempo que paso con el Apotecario Garbiold y el Tecnomarine Franveld trazo unos lazos de hermandad que aun duran a pesar de los hechos y tiempo transcurrido.

Sobre los campos de batalla durante la Gran Cruzada, Trarioch demostró que los implantes eran ya seguros y efectivos, no había enemigo que se resistiera a sus ataques pero su sangre fría a la hora de ejecutar las ordenes recibidas fue lo que le valió el grado de Sargento. En el asalto final a la Ciudadela de Hierro, capital de la Tecnocracia Auteriana, fue herido.
Pertenecía a la logia secreta que Erebus, de los Portadores de la Palabra, fundo en los Devoradores de Mundos, desde sus comienzos y cuando supo que su primarca Angron dejaba de lado al Emperador para unirse a Horus, el Señor de la Guerra; el solo respondió: Mi padre es Angron.

Durante el ataque en Istvaan III a las tropas leales al Emperador, Trarioch dirigió una Unidad de Asalto. En el ultimo de los ataques contra la mermada linea defensiva de los Lobos Lunares leales se encontró con el cuerpo del Hermano Capitán Khârn de la 8 cia empalado por el pecho a un Land Raider. Cuando se acerco para sacar el cuerpo de su hermano de esa muerte tan poco honrosa comprobó que todavía estaba con vida y procedió a evacuarlo junto a otros heridos; muchos años mas tarde se volvió a encontrar con el Hermano Capitán Khârn y maldijo el momento en que le salvo la vida.

En Istvaan V estuvo al mando de su Unidad de Asalto luchando contra la Legión de la Guardia del Cuervo. En la batalla de Terra participo en la toma del espaciopuerto de la Puerta del León, en el ataque a la muralla junto a Angron, la defensa del espaciopuerto de la Muralla de la Eternidad y actuó defendiendo la evacuación de la Legión en Terra contra los Ángeles Sangrientos tras la muerte de Horus.

Durante la retirada hacia el Ojo del Terror participo en todos los ataques que realizaba la Legión contra todo planeta o convoy imperial que se encontraran por el camino; tal era la rabia y frustración que tenia en su interior que se presentaba voluntario a cualquier ataque que se realizara; solamente mataba a todo aquel que le atacaba despreciando matar al que no presentara resistencia ni defensa: los cráneos de los indefensos no interesan a Khorne, le comentaba a sus hombres. En el Ojo del Terror vio como la Legión de los Devoradores de Mundos se fraccionaba y se auto-aniquilaba; la tercera parte de su Unidad de Asalto deserto uniéndose a grupos de Rapaxes y acabo por desmantelar la unidad, quedando a cargo de una Unidad Táctica de Berserkers tan indomables como la locura a la que estaban sometidos en ese espacio demoníaco.

Se unió a la fuerzas de Abadon para la 7ª Cruzada Negra (M37). Lucho al lado de Abaddon en Mackan cuando ataco personalmente una posición defendida por los Devastadores de los Ángeles Sangrientos, llevándose como trofeo, aparte de los cráneos, un casco que lleva orgulloso clavado sobre su generador dorsal.

Volvió al combate junto a los Devoradores de Mundos comandados por Angron durante la cruzada llamada Dominio del Fuego (M38) por el Imperio. Al no haber tropas de Ataque Rápido (Rapaxes) de los Devoradores se le dio al mando de una Unidad de Motocicletas pero rápidamente se le cambio a una Unidad Táctica de Berserkers debido a los combates contra varios hermanos motoristas y sus consiguientes muertes.

Cuando le comunicaron que los Devoradores atacarían un planeta en poder de la Legión de los Hijos del Emperador, Skalathrax, su corazón ardió y a su mente le vino las escenas que vio en Terra protagonizadas por los Hijos del Emperador sobre la población indefensa. Skalathrax es un planeta helado en donde las noches son tan frías como el nitrógeno liquido, las dos legiones se enfrentaban tan pronto amanecía y volvían a esconderse tan pronto anochecía. En el ultimo atardecer, ya sabiendo que la victoria era para los Devoradores de Mundos, se decidió posponer la victoria hasta el día siguiente pero el Hermano Capitán Khârn no lo vio así y entro en una ira berserker inimaginable, se dice que fue el propio Khorne el que lo poseyó. Trarioch y su unidad estaban dentro de un puesto fortificado tomado al enemigo preparándose para pasar la noche cuando de repente el bunker tembló, la puerta salio volando al exterior e inmediatamente entro un grupo de aterrados Hijos del Emperador, el combate ya estaba ganado de antemano por Trarioch y sus hombres cuando apareció Khârn en la puerta con un lanzallamas en una mano y en la otra su hacha. Todos sonrieron al verlo y Trario le dijo: has llegado tarde; Khârn respondió con un gruñido mientras le golpeaba la cabeza con su hacha e incendiaba todo indiscriminadamente. Cuando Trarioch despertó se encontraba dentro de la barcaza de combate "Señora de la Sangre", a su lado estaba un viejo conocido, el Apotecario Garbiold, el cual le explico lo que había sucedido en el planeta esa noche, conocida por la Noche de la Locura. Debido a su herida en la cabeza y a sus graves quemaduras se le puso un yelmo dorado sellado con forma de cráneo, del cual nunca se podría desprender si quería vivir. Como premio se quedo con la espada de energía que le quito al capitán de los Hijos del Emperador antes del incidente y que nadie le pudo quitar de las manos cuando lo evacuaban.

Después de esta batalla, Angron quiso reunificar a su Legión y que recobrase el prestigio que tenia antes; Trarioch siempre fiel a Angron, se unió a su ejercito y este le dio el grado de capitán y el mando de una compañía. Los planes de Angron eran atacar Cadia pero fue a parar en Armageddon, tal vez por el capricho de Khorne; en la que seria la Primera Guerra por Armadeddon (M41) pero ocultada por el Imperio. Trarioch se enfrento a las tropas imperiales para poco después enfrentarse al Capitulo de los Lobos Espaciales. Si no hubiera sido por el ataque de los Caballeros Grises, los Devoradores de Mundos hubieran obtenido el triunfo; al final la compañía de Trarioch tuvo que defender la retirada del ejercito.

Para Khorne, Trarioch no era uno de sus mas fervientes seguidores aunque si un magnifico guerrero, no dudaba nunca a la hora de derramar la sangre de sus enemigos en el campos de batalla, o de sus hermanos a la mínima señal de debilidad o rebeldía. La única pega que le encontraba era que nunca estaba dispuesto a derramar la sangre de los indefensos aunque la de los cobardes era la mas rápida en manchar su espada. Esta contradicción divertía a Khorne y se lo hacia saber de una manera u otra a todo aquel que tenia a Trarioch bajo sus ordenes, provocando admiración y odio.

Poco tiempo después durante un ataque junto a la Legión Negra a una colonia humana bajo dominio TAU se encontró con su amigo Franveld pero ya no era el tecnomarine que recordaba sino un arrogante y despiadado arrasador que solo buscaba entre los edificios la tecnología TAU. A punto estuvieron de enzarzarse en un combate a muerte pero la repentina aparición de varias armaduras Crisis les hicieron cambiar de parecer. Después, cuando la amenaza TAU ya había sido eliminada de la colonia y los colonos sobrevivientes estaban siendo llevados a los transportes para su esclavización, se sentaron a recordar los viejos tiempo, las campañas acontecidas desde la ultima vez que se vieron.

Fue entonces cuando Franveld le ofreció una misión que le cambio su destino, reclutar unos cuantos marines y asaltar un pecio; dicho pecio aparecía alternativamente en varios espacios de tiempo pero siempre de la misma manera, A Franvel y a sus camaradas arrasadores les interesaba solamente la tecnología que encontraran y para Trarioch era el pecio en si. La recompensa para ambos fue mejor de la esperada, el pecio era una antigua barcaza de los primeros tiempos de la Cruzada, bastante bien conservada, colonizada por unos seres deformes que fueron exterminados con bastante dificultad. Franvel obtuvo mucha información y material que se había perdido hacia milenios y Trarioch obtuvo como recompensa la barcaza. Poco tiempo después se le fueron uniendo antiguos hermanos del la legión y lo que empezó siendo un grupo de mercenarios acabo siendo un poderoso ejercito que arrasaba todo lo que encontrara en su camino, unas veces por capricho y otras por necesidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario